jueves, 24 de septiembre de 2009

POEMAS DE PRIMAVERA


OTOÑO IDO

Una hoja
es alma que oxigena nuestros cuerpos
nuestras vidas,
la ilusas concreciones de la mente.
Una hoja
se transmuta en el otoño
para ser cadáver y polvo
en la estación se desintegra
envuelta entre mil vientos
la respiramos ávidos, la tragamos, la victimamos.
Tenemos su alma
hasta que llegue nuestro otoño
y no nos lleve al viento
sino al subsuelo

o a un crematorio siniestro.



ABYECCIÓN DE AMOR EN PRIMAVERA
La tarde esperada en mil sueños
moría entre viento y tímido sol .
Cómo pudo una tangible flor
tomar la mano de un fantasma
acariciar su alma y cuerpo
evaporarle lágrimas ocultas
y decirle curaría sus heridas
con miradas delante del fuego.
Cómo aquel paisaje revirtió
en impurezas
acáso fue el mundo
aquel que es y siempre será así
acáso actos e injusticias
aún digo no.
Fue inmensa la magia
y el encanto musical del aquel piano.
Jamás terminaré de caer
de aquel cielo astral
de aquel sonido
pues en cada abrazo
fui elevado más allá del firmamento
tuvimos el mundo entre manos
y aún
me parece trasuntar el cosmos
por esos bellos momentos

13 comentarios:

silvo dijo...

Nosotros recién estrenamos el otoño, respiraremos las hojas que ya han iniciado su ocaso.

Buen piano, me gusta, saludos

Alma Rosa dijo...

Entre el otoño y la primavera no hay mucha distancia, además el invierno media.....

otoño y primavera son iguales aunque parezcan contrarias... en ellas de cambia la piel, nos renovamos, vivimos intensidades, pasamos de la tibieza al frio que cala, luego de a una, los ojos se expanden ante la inmensidad de la luz y del verde que nos llama.

siempre será preferible ser cada estación del año, pero en su justo momento... de lo contrario la paz se pierde y esto se vuelve un lio.

un abrazo desde acá hasta donde te encuentres...

hécuba dijo...

Hoy he estado en un parque cubierto de hojas muertas, marrones, crujientes. Me gusta el sonido que hacen cuando las pisas.
Un saludo :)

Jorge Ángel Aussel dijo...

Muy buenos los poemas, me ha gustado porque están muy bien escritos y hablan sobre mis dos estaciones favoritas a la hora de inspirarme para escribir.

Mis saludos desde Ángel Poético.

MAJECARMU dijo...

Augusto, gracias por entrar a mi blog..

Veo que te detienes en las estaciones..
Esa hoja que se multiplica de forma otoñal en nuestra tierra.. despunta primeriza en tus paisajes.. al son de un piano mágico e inolvidable..!!

Espero tus palabras..

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

María dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog, tienes un blog muy bonito, y escribes lindos poemas.

Las estaciones suelen ser fuentes de inspiración en todas las almas con vidas, ahora estamos en otoño, una estación algo melancólica, pero también inspira vida.

Saludos.

María dijo...

Con tu permiso, dejo tu precioso blog, enlazado en mi lista para no perder la pista de tu blog, y encantada con recibirte allí en mi rincón cuando quieras, yo también volveré por el tuyo.

Saludos

Duna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duna dijo...

Acaso,
solo acaso, la hoja reverdezca
amaneciendo de nuevo, soñada primavera.
Cenizas ,mas ceniza enamorada.
Tal vez de paso siniestro
de la madrugada.
Pero presente, siempre,presente:
la magia....

Con esto te digo lo que he sentido al llegar a tu blog y ver las similitudes de tu voz escrita, y la mía.
Besos.

Edu dijo...

A veces no se si antes de la primavera existio el poema o la primavera le creo.
Un Saludo

Hallana dijo...

http://musicvida-musica.blogspot.com/
puedes entrar nesse blog

LUMARZU dijo...

El Otoño de nuestras verdades van fluctuando en sortilegios primaverales, se conjugan para ese abrazo indispensable que nos hace vivir a plenitud y así seguir por las esquinas gravitantes del gris invierno hasta que el sol caliente la piel e ilumine los sentidos.
Cuatro importantes estaciones donde el ser humano se involucra para saber que Dios existe y para que tu voz, la mía, la de otros, sigan cantándole por siempre.
Disfruto muchísimo de tu estilo tan marcado al escribir.
¡¡Felicitaciones!! y gracias por detenerte en mis esquinas.
Lucy

Carolina Badilla dijo...

Hola Augusto,

Muchas gracias por tu comentario de hoy, el cual ya respondí en mi propio blog, pero te lo hago saber aquí...Y es que no podías haberlo descrito de mejor manera y en tan pocas palabras, porque así fue realmente, aquel doloroso episodio para mí y bastante reciente por lo demás.

Ahora he saboreado el dulce y a la vez melancólico sabor de tus poemas sobre el otoño y la primavera, cada cual con su encanto, cada estación con su magia y tú con la magia de tus letras al desplegarse.

Un abrazo y nos seguimos leyendo,

Carolina =)