jueves, 16 de abril de 2009

LA CHOLEDAD METROPOLITANA

Siento como las luces nocturnas, generan calor artificial en la falsa molicie urbana, que no es más que un insensible bloque gélido que te atrapa y encierra en el guetto incierto del existir. Los vehículos agresivos atosigan a la masa, esas malditas combis, custers con sus cobradores hijos de hiena -dejemos a las sublimes perras en paz- con sus pasajeros jugando a la esclavitud diaria, hallándose tan extenuados que ni fuerza detentan para hacer un reclamo ante el jolgorio diario del maltrato. Y los cuasi clase medieros huachafos en su hablar chicloso huyendo a un lugar llamado Asia, en el culo del mundo, no sé si le llaman así por su lejanía o porque es el ducto en donde la inmundicia escapa. Condicionadas las dignidades, los derechos y las convenciones éticas, esta jungla llamada Lima apesta a mierda, apesta su gente por dentro y fuera, apesta su cielo, apestan sus autoridades, apestan sus críticas hipócritas pidiendo cabezas; todo en catarsis y paroxismo. Afloran las ambivalencias, los esquemas paralelos, y el fin de semana es el vómito negro que niega el día a día. Los hombres desean cuerpos, desean sexo para contar historias para hacer una gala fálica de sus actos planificados o no. Las mujeres se disfrazan con miradas dominantes y cuerpos afirmados, maquillajes miméticos, mas por dentro son fantasmas cuya materialidad es la infelicidad manifiesta luego de darse cuenta que han compartido horas, días, semanas, meses y años con alguien que buscaba sólo un buen fin de semana eyaculatorio.A dónde me llevará esta mierda, este sin rumbo indeseado, sólo estoy sentado, en bus, puta combi asesina, taxi o en el auto de cualquier amigo, sentado en el trabajo, sentado en clases de tecnocrático magíster oyendo lo mismo de siempre, para ser uno más que inexorablemente quizá llegue al culo del mundo para blanquearse con esta podredumbre. Ser cifra, número, robot, me está enfermando. Dónde fueron y quedaron los sueños, los amigos para conquistar el mundo, la revolución y el cambio para la conversión del ser humano, dónde quedó el viaje por la América, recorrida a pie, bus o lo que fuere bordeando las costas del mar para atravesar la cordillera, llegar al Atlántico y luego hasta México lindo y querido, quisimos ser Chés o intelectuales vagabundos tirando dedo y dejando que el viento nos lleve hasta enterarnos que nuestros héroes son villanos y viceversa. Ya casi no tenemos algo, sólo parafernalia burguesa e ideales atomizados por el mercado. Soy una simple mercancía y mi humanidad desaparece día día por unas monedas, a dónde se fue la sensibilidad, a dónde el sublime plan. Se fue la poesía, quizá demasiado vino, quizá demasiada canción y el mundo es así. Esta gente no es mi gente, aquella que vive de ídolos de barro, y se autoflogela oyendo canciones antiguas y deprimentes, como recordando el estigma de su pasado o el ser producto de un fin de semana, de un accidente de arrechura. Los matrimonios fracasan, las convivencias fracasan, los solteros no quieren serlo, los casados no quieren serlo, nadie quiere ser lo que es, ni siquiera los gays, lesbianas, y maricones que afirman ser tan felices por ser diferentes y marchan orgullosos con miles de colores sobre sus pieles invertidas lo son, me cago de risa por Dios. ¿Habrá amor en todo esto? O sólo es un juego perdido de antemano un juego cínicamente permitido?¿Habrá una pizca que atenúe este brebaje envinagrado de variables obtusas...? ¿Siempre tendremos que empezar de nuevo? Siempre tendremos que hacer una campaña por la paz iniciada la guerra? Siempre tendremos que esperar milagros y no pensar que el Idealismo será asesinado el día que cobre forma humana. “Todo lo que necesitas es amor” decía una canción que ya no suena mucho. Dónde está, qué es, o simplemente es la quimera que todo ser humano inventa para sobrevivir y aquellos niños estúpidos denominados emos son sinceros por eso los odiamos; encima vivir en el Perú, en Lima, ciudad de reyes decadentes y reinas engañadas. Hace más de una década buscar un teléfono era una odisea, hoy escapar de una llamada móvil lo es aún más. No sé qué clase de pieza soy o sobro en todo este motor veloz y contaminante que se mueve a fuerza de pulmones destrozados, me hallo en un permanente aturdimiento existencial...

3 comentarios:

LUMARZU dijo...

Ese teorema existencial que nos cuadricula la vida, hace grito, hace huella desde la fuerza de tus reclamos sin respuestas...¿hacia donde vamos con este descabritado sistema de incoherencias difíciles de aceptar?, sin duda seguiremos en esa soledad sola de seguir viviendo en esas mil posibilidades que tuvimos por realizar, sueños que ahí quedaron jugando cual fantasmas en nuestros recuerdos hoy clandestinos de tanto brebaje molecular y de tantísima porquería que se desagua por cada padre patrio, ¡ay eso dicen1 como si no supieran que Padre tiene otro significado, que que no sabrían detenerse en la palabra Madre para seguir honrándola como debe y tiene que ser...Nuestra Lima, ahí queda, entre las inmundicias de esa corrupción que agrava y que de solo analizarla, deseamos irnos al mismísimo infierno, quien sabe si en sus fuegos podamos purificarnos y terminar siendo ese polvo ejemplo de los que nos continúen.
Hay tanto por decir y seguir diciendo y segura estoy que la mediocridad seguirá haciendo nidos..¡hasta cuando!
Nada en singular será posible...ahora somos dos en esta pesadilla existencial que nos circunda...uuuffff
Abrazos
Lucy

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Querida Lucy, las catarsis que afloran desde adentro sumadas podrían ser un gran grito que se escuche por los confines de todo nuestro gran pueblo, no obstante ante la indolencia que inclina nuestra cerviz sin que nadie se dé cuenta , tenemos que sumarnos al verso y a la denuncia de Vallejo: "Hay hemanos muchísimo qué hacer".
Gracias por tu compromiso poético y social.
Un abrazo

Alleda Vodienova's dijo...

Al salir a la calle, únicamente tropiezas con un cielo sombrío, al igual que sus habitantes.
El que señala que todo seguirá como lo es hoy en día, gris sobre gris. Quitandole el color a todo lo que se aproxima a esta ciudad de mierda, y volvemos a lo de siempre..Asi es lima!