domingo, 8 de marzo de 2009

La vetusta "Ve..teta"

No sabía realmente quién era Karina Beteta, en verdad su nombre me sonaba a “Karem Dejo”, “Karina y Timoteo” o por último imaginaba a algún policía lengua mocha musitando “Tengo una pistola Pieto Beteta”, en fin.....Las asociaciones jocosas obedecían obviamente al sello indiscutiblemente controvertido y vetusto de su protagonista. Me di con la ingrata sorpresa que este personaje presidía la Comisión de la Mujer del inefable Congreso de la República perteneciendo a las filas del nacionalismo humalista; ese grupo cuyos matices superan a nuestra biodiversidad, congregando a caviares, chavistas, velasquistas, reservistas obedientes, dizque nacionalistas y oportunistas con parafernalia post nazi, anunciando en su megáfono las “ideas” para los mil años de Führer cholo y que apenas son concientes del significado de la frase “espacio vital”.
Su “discurso” esgrime lo que ella es; la clase de peruano acomplejado (felizmente en vías de extinción) que utiliza el recurso bajo en autoestima y chantajista, que rebuzna “soy provinciano” sufrido, marginado, postrado, etc etc y tengo la teta asustada. Tal vez la madre de la patria debiera buscar cuántos presidentes fueron provincianos, encontrando a muchos y a otros miles que quieran estar a la fecha a toda costa en el sillón del zambuco Bolivar. Tamaño rollo excluyente abre las brechas entre peruanos, más aún si, valiéndose de su condición congresal, se arroga otorgar un reconocimiento por el día de la mujer a Magaly Medina por “ser luchadora provinciana”. Soy enemigo de estos días, porque basta que a algún dictadorzuelo o gobernante se le ocurra declarar un día del año para determinado género y todos pedirán su día. Sí hay un día del orgullo gay, la Democracia nos obliga a demandar el orgullo varonil, del pene erecto y del pene flácido, del ying y del yang, del niño y del viejo, de sabio y del ignorante, del negro y del blanco, de la comida chatarra y la comida vegetariana, finalmente del huevo y la gallina...en nuestro país abundan las condecoraciones tiradas de los pelos. Esta tigresa del oriente en una perfecta maniobra mediática ha saltado a la palestra colgándose de ese ser que de lunes a viernes nos envenena y embrutece con miserias humanas y cavilaciones sicopáticas, como dedicar a su can "Fonzy" unos minutos de su editorial chismográfico, hecho que denota su abundante carencia afectiva, su incapacidad de ser amada por seres humanos para refugiarse en el “amor” perruno. Con la voz a punto de quebrarse por el lamentable deceso de aquel ex ser viviente no hizo sino develar sus miserias como mujer (Es mujer? Es hombre? Qué cosa es?), pues días antes no tuvo la mínima conmiseración para las hijas de una pareja de farándula, concluyéndose que dichos personajes, incluidos sus hijos, nietos, padres, abuelos y perros tienen que pagar las consecuencias de sus actos porque son de “interés público” conforme a su criterio totalitario, que le costó su propia libertad, sustentado en el apoyo acéfalo de la masa de este país. Pero su perrito no!!!! Su mascota cuasi querubín estará ahora al lado del perrito de la Sagrada Familia, del perrito del grone San Martincito, jugueteando con el gato y el pericotito, con la atea perra rusa Laika que fue al espacio y murió en él, por tanto literalmente se halla con Dios y todos los perros buenos de la Casa Blanca, pues los gringos son clementes, defienden nuestros intereses y nuestra Democracia chicha que permite esta clase de atorrantadas. Con la dispensa de las nobles damas peruanas y de todo el mundo cuando escucho a estas personas (Magaly y Beteta) pregunto si mi madre pertenece al mismo género y felizmente la respuesta es oída raudamente desde mis adentros y me dice: “No hijito mío”; exhalo, suspiro, me estiro, y me alegro enormemente que no sea así y que sólo sean accidentes de la naturaleza, san benitos que el Todopoderoso nos pone día a día para cultivar la paciencia de Job, seres por los cuales nuestro hígado no merece hacer bilis, pero son el motivo perfecto para reirnos y hacer nuestro proceso de defecación más placentero. Agradezcamos a estos seres ser perfectos laxantes, perfectos gestores de nuestros productos naturales.
Gracias a las mujeres de verdad, a las madres, a las que nos hacen reflexionar, sufrir y amar. De otro lado hay un dicho norteño que dice: “Cuando la mierda se pone en vitrina se cree manjar blanco”; eso es la TV peruana.
PD.- Soy muchacho provinciano luchador y me levanto muy temprano ¡Por favor se los suplico! cuando les llegue mi planillón firmen y cuando sea congresista condecoraré a todos los provincianos: al "Loco Chete" de Chiclayo por hacernos cagar de risa con sus correrías sexuales, a la banda de los destructores por hacer el mejor “realitty” de asalto en la vía expresa, superando la mente de Quentin Tarantino; al dueño de la Carpa Azul en Arriola por hacer un buen Caldo de Gallina pasada y quitar la borrachera de medio Lima, condecorar a todos los provincianos que se mean en los jardines y llenan de úrea nuestros parques, al chofer de combi por superar a Meteoro y llevarnos a tiempo al trabajo pasándose la luz roja, y por ultimo a la vendedora de 7 colores de la esquina de mi chamba pues gracias a su potaje me dieron vacaciones forzadas por 15 días cosa que nunca pensé. Mil gracias! VIVAN LOS PROVINCIANOS LUCHADORES COMO YO CARAJO!!